En Colombia somos afortunados, contamos con un reglamento de construcción sismo resistente de vanguardia, lo cual garantiza las condiciones mínimas de seguridad en cualquier edificación. Dentro de los capítulos y títulos más importantes está uno dedicado a la protección contra incendios y su obligatoriedad. Se trata del J.

El capítulo J tiene muchos apartes gracias a lo detallado que resulta una normativa que tiene como primer objetivo la conservación de la vida y seguidamente que los daños en las edificaciones sean mínimos. Entre los subtítulos que tiene destaca, para nuestro caso, uno que habla de los sistemas y equipos para la protección contra incendios, en palabras más específicas, para la detección y alarma de estos.

Es en este último punto donde Tecnelec y sus productos de automatización, tienen protagonismo, ya que cuenta con los dispositivos y módulos que cumplen todas las regulaciones; además ofrece un acompañamiento completo que va desde la asesoría y diseño de la instalación, hasta la implementación y soporte técnico.

La normativa NSR-10 en su título J expresa específicamente que todos los inmuebles sin importar su grupo de ocupación deben, por lo menos, ubicar una unidad para la detección temprana y automática del fuego. En algunos casos se refiere a detectores de humo; en otros a sensores térmicos. Asimismo para algunos subgrupos determina la colocación de sistemas de alarmas y pulsadores manuales.

Sin embargo, el cumplimiento de la reglamentación tiene que ser superada por un objetivo claro y mencionado renglones atrás, la preservación de la vida. Por tanto, es conveniente la disposición de los mejores equipos que se puedan encontrar en el mercado. Tecnelec ofrece para la protección contra incendios productos de la marca Edwards, líder mundial en soluciones de detección de fuego gracias a alta confiabilidad de sus productos, el bajo índice de falsas alarmas y la delantera tecnológica.